Zumo de naranja

Antes de la Final, este Mundial supone desde ya el triunfo de una persona que tuvo el coraje de definir una Visión potente e inspiradora, de ponerse en marcha para alcanzarla y de persistir en el empeño. De alguien valiente que asumió el riesgo de re-inventar el fútbol. De volver a su esencia y de recuperar el disfrute como valor fundamental del juego. De jugar con el balón y alrededor del balón. De emocionar y de enamorar a todo aquel a quien apasione el juego. De hacer que el fútbol sea el espectáculo que realmente es. De no rendirse, de no conformarse, de romper los moldes y de buscar incansablemente un sentido a su vida a través del fútbol.

Esa Visión ha sido el faro que ha iluminado toda su trayectoria; tanto de jugador como de entrenador. Nunca ha desistido. Siempre se ha mostrado coherente y firme defensor de una filosofía y de una forma diferente de entender el juego. No ha destacado especialmente por su humildad, sino mas bien por ser inflexible en la defensa de unos principios innegociables, pero ejerciendo un Liderazgo inspirador y visionario sobre jugadores, clubes e incluso países. Por eso creo que hoy, antes de jugarse la Final, es ya el gran triunfador de este Torneo.

No lo ganó como jugador, tocó la Copa del 74 con la punta de los dedos, si bien, aprovechó aquel escaparate para presentar al Mundo un nuevo estilo nunca visto hasta entonces; se llamó ‘fútbol total’ y a su equipo, repleto de jugadores excelentes, la ‘naranja mecánica’.

Holanda o España será campeona del mundo. Su país natal lleva décadas jugando de la misma manera y es indudable su influencia en esa propuesta de juego, con altibajos,  tan reconocible. Quizá el zumo de esta naranja mecánica esté un poco oxidado y, de ahí, los aditivos, colorantes y conservantes en forma de excesivo rigor táctico, sin tanta movilidad y elaboración del juego y con menos brillantez que antaño. Digamos que es zumo de naranja de bote.

Por otra parte, su impacto e influencia en el fútbol de la ‘La Roja’ es total. Representa la esencia de su visión del juego en estado puro. Es zumo de naranja… natural. Un país  que ha pasado de fracaso en fracaso, de un victimismo insoportable (Tasotti,  Al Gandour, Cardeñosa, Zubi, el gol de Michel…), de la furia roja y la falta total de una identidad reconocible, a ser una referencia mundial y la envidia de todos por agrupar a un elenco de jugadores excelentes, con una fidelidad inquebrantable a una forma de entender el juego que transmite alegría, confianza, espectáculo, responsabilidad y dosis industriales de valentía, porque hace falta ser muy valiente para atreverse a mandar siempre y defender esa propuesta ante cualquier rival.

Creo que la gran mayoría coincidiremos en que, cuando juega con el nivel de autoridad, dominio y control del juego que lo hizo contra Alemania, estamos viendo jugar al equipo que mejor lo hace del mundo, el Barcelona. Y, cuando juega el Barcelona de Guardiola, hablamos de la versión corregida y mejorada del ‘Dream Team’ de Cruyff. Es la misma filosofía que sustenta un estilo atrevido y valiente, que alegra los corazones de todos aquellos que amamos el fútbol, la misma Visión compartida y sellada a fuego en quienes tuvieron el privilegio de beber de su fuente.

Dicen que Cruyff, tras los problemas cardiacos que le apartaron prematuramente de los banquillos, sustituyó el tabaco por los chupa-chups y el zumo de naranja. Me puedo imaginar al mítico, desde su atalaya en el Olimpo de los dioses del fútbol, disfrutando de su momento y paladeando un delicioso jugo de naranja para celebrarlo.

¿Será natural o de bote?

Imanol Ibarrondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: