Energizol: dosis de automotivación y respeto

Mourinho dice que es tarea de Benzema encontrar la motivación necesaria para volver a ser el jugador del Lyon que fichó el Madrid hace dos temporadas. Él tan solo es un colaborador en este proceso, siendo el francés quien debe conectar con sus propios recursos. 

Estoy plenamente de acuerdo con esta afirmación. No creo en la motivación externa como herramienta permanente para que un jugador alcance su máximo rendimiento. Sí puede ser un detonador, una especie de despertar pero, a partir de ahí, cada uno debe encontrar en su interior su propio ‘energizol’ (motivación). Ser capaz de descubrir qué es lo que realmente quiere, en qué jugador desea convertirse, qué le da la energía y la vitalidad que necesita para impulsarle a avanzar con determinación hacia sus objetivos.

Creo que, hasta el momento, Mourinho ha estado utilizando los medios de comunicación para mandar mensajes retadores y motivadores al jugador francés. Parece que no han funcionado mucho. Recuerdo casos similares (Clemente llamando Fernandito a Llorente) con resultados parecidos. Quizá sea un buen momento para cambiar de estrategia trabajando con el jugador hacia dentro en lugar de hacia fuera.

Por otra parte, Del Bosque, una vez más (y ya son muchas) ha dado una nueva muestra de sabiduría y sentido común en una entrevista publicada por la UEFA. A la pregunta de qué cambiaría en el fútbol si tuviera el poder necesario para hacerlo, respondió que prohibiría terminantemente a los jugadores y técnicos hablar públicamente de los árbitros. Eso es lo que cambiaría. Algo tan sencillo como Respetar, de verdad, a los árbitros. Una vez más, habla de estar conectado a la esencia del juego viviendo con intensidad uno de los valores más importantes para poder conseguirlo; el Respeto.

Al hilo de esto, llega la decisión de la UEFA de sancionar con dos partidos de suspensión al portero del Barcelona, Pinto, por su acción antideportiva contra el Copenhage de la pasada jornada de Champions. ¡Bien¡ Lo celebro. Es una buena noticia. El ‘Fair Play’ no puede ser solamente un concepto de marketing para vender imagen. Se trata de acciones y comportamientos concretos que hay que identificar, corregir, sancionar ó, en su caso, destacar, alabar y premiar.

Hace un año, la UEFA suspendió con dos partidos al delantero brasileño del Arsenal (Eduardo) por simular un penalti. Nadie se rasgó las vestiduras. Tampoco ahora con Pinto. No pasa nada por denunciar los comportamientos tramposos. Al contrario, somos mayoría quienes defendemos el ‘juego limpio’ como elemento fundamental de la esencia del juego.

Imanol Ibarrondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: